Felaban espera bancos en América Latina sigan fortaleciéndose

0
124

Dadas las perspectivas de reactivación mundial, la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) espera que el sistema financiero continúe fortaleciéndose en un ambiente de mayor confianza en el mercado con reducidas amenazas para la estabilidad financiera a corto plazo.

Después de una contracción de 0.9% en el PIB en 2016, la región de América Latina y el Caribe (LAC) experimentarían un crecimiento de 1.2% en 2017 y 1.9% en 2018, de acuerdo con las recientes proyecciones publicadas por el FMI, aunque es importante considerar las diferencias por subregiones.

Es así como, en América Latina, un entorno externo más favorable y reducida inflación son los factores que están favoreciendo este giro de vuelta al crecimiento, esperándose que en 2018 las mejores condiciones externas, así como precios de commodities algo superiores y condiciones monetarias más holgadas en algunas economías, permitan continuar con resultados favorables.

De acuerdo con algunas previsiones de crecimiento, América Latina habría registrado un crecimiento de 1,1% al segundo trimestre del año, mayor al del primer trimestre, y sería el mejor resultado en los últimos tres años. No obstante, dado que varias economías celebran elecciones en 2018 (Brasil, Colombia, México y Paraguay) y Chile este noviembre, el ruido político estará presente.

La subregión de Centro América y el Caribe crecería a un ritmo moderado, en un entorno fiscal complejo y ruido político en varias economías que es compensado por el sano crecimiento del ingreso real y una recuperación del comercio mundial. Algunas proyecciones apuntan a que el crecimiento llegue a la tasa de expansión más débil desde 2010, acelerándose ligeramente el próximo año.

Las proyecciones se enmarcan en un contexto en el que se mantendrían diferencias entre países al interior de LAC. La mayor economía de la región (Brasil) continuaría con la gradual mejoría que ha mostrado, con reducción en la tasa de desempleo, mejoras en la confianza del consumidor y otros indicadores de expansión por varios meses consecutivos, aunque las turbulencias políticas continuarán siendo relevantes con un año electoral por delante.

En tanto México, a pesar de la incertidumbre sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la revisión a la baja del crecimiento de la economía norteamericana, se espera que, a mediano plazo, la implementación integral de los planes de reforma estructural apuntalen el crecimiento. Para el bienio en curso, después de los dos terremotos que afectaron al país en el mes de septiembre y el menor crecimiento del consumo privado, se espera que en el segundo semestre el crecimiento se modere; y en 2018 dado que es un año electoral, el consumo público, así como una inflación menor, beneficiarían a la economía.

Las rondas de renegociación del TLCAN no llegaron a ningún consenso. Razón por la cual la incertidumbre sobre el futuro del acuerdo se prolonga hasta el mes de marzo de 2018 al menos. Las peticiones de Estados Unidos en materia de potestad sobre los aranceles, manejo de la tasa de cambio, y renegociación quinquenal son aspectos que son observados por otros países de la región (Centro América, República Dominicana, Colombia, Perú, Chile) y de otras latitudes (Australia, Israel) dados los efectos que el mismo tenga para sus economías domésticas.

 

DEJA UNA RESPUESTA