El coaching

0
54

El coaching como herramienta de apoyo al logro de resultados empresariales, laborales, personales o espirituales.

coEl coaching es una disciplina que ha venido desarrollándose de manera notoria en los últimos años y la cual va orientada a ayudar al cliente a alcanzar sus metas en cualquier campo, ya sea a nivel empresarial, laboral,  personal o espiritual.

No es nuevo

Uno de los precursores de esta disciplina fue Sócrates (470 – 399 A.C.), quien decía: Yo no puedo enseñarles nada, sólo puedo ayudarles a buscar el conocimiento dentro de ustedes mismos, lo cual es mucho mejor que traspasarles mi poca sabiduría”.   El filósofo usaba el diálogo con sus alumnos, para así llegar al conocimiento. A este método, él lo bautizó como el término “Mayéutica”, el cual en griego significa “partera”, para simbolizar que con este proceso se “daba a luz” al conocimiento, la verdad que hasta ese momento no había llegado.

Ya para los años 70 el coaching tuvo una aparición importante con Timothy Gallwey (Coach deportivo), quien aseguraba que el peor enemigo de un deportista era su propia mente, por lo que desarrolló una seria de libros para ayudarlos a superar esa barreras.

Pero el coaching como lo conocemos hoy en día fue desarrollado por Thomas J. Leonard, quien se encargó de adaptar el método para que sea aplicado a la vida diaria.  También fue el fundador de  la International Association of Coaches (IAC), la asociación de coaches profesionales más grande del mundo.

¿Cómo funciona?

El proceso de Coaching consiste en varias sesiones en las cuales el Coachee ( el cliente) expone sus objetivos o metas.  La misión  principal del Coach es la de escuchar con atención con el propósito claro de realizar preguntas poderosas que ayuden al cliente a conectar con su verdadera intensión y pueda así ampliar su panorama de posibilidades.  Todo esto, con el fin de llevarlo a la acción y así alcanzar las metas propuestas.

En la actualidad existen tres principales tipos de coaching: Coaching de Vida, Coaching Empresarial y Coaching Ejecutivo.

Coaching Empresarial puede ir dirigido a los dueños de las empresas y/o sus diferentes equipos.   Dependiendo del tiempo que lleva la empresa y la etapa en la que esta se encuentre, las necesidades serán diferentes.

Con una buena gestión de Coaching Empresarial se puede lograr un mejor manejo del tiempo, mayor productividad, comunicación efectiva entre sus equipos, aumento de cuota de mercado, satisfacción de los clientes, y así podríamos seguir enumerando muchos otros aspectos que pueden ser trabajados.

Según un estudio realizado en el 2001 por la firma Manchester Inc., revelaron que el retorno sobre la inversión (ROI) es de cerca seis veces su costo.  Es decir, que los beneficios que esta disciplina aportó a la organización y sus ejecutivos, y se vio reflejada en los resultados obtenidos en las diferentes áreas intervenidas.

En ese sentido podemos decir que para que inicie un proceso de cambio dentro de una organización, lo ideal es a través de procesos sistemáticos de reflexión, que llevan a descubrimientos, elaboración de un plan de acción y consecución de objetivos.   Es a este proceso al cual nos referimos como Coaching, que tiene lugar a través de un dialogo profundo y confidencial, en el que el Coach actúa como un espejo para el cliente.

La realización de todo ser humano es a través del autoconocimiento y del manejo de nuestras emociones. El coaching contribuye a gestionar nuestras emociones, así como la relación con los demás. El liderazgo es inteligencia emocional en más del 90%.

Como empresario de seguro te habrás dado cuenta que tener pasión por un producto o servicio en particular no es suficiente para tener éxito en el mundo de los negocios.  Que muchas veces hay situaciones en el día a día que desconoces la forma adecuada de manejarlas, haciendo que se gaste tiempo y energía, que bien encausadas, pueden lograr esos objetivos que han estado bajo gaveta.

Entonces podríamos hacernos las siguientes preguntas: ¿En qué áreas (de la vida personal, de la empresa, etc.) se está teniendo resultados extraordinarios? ¿En qué otras áreas es necesario un ajuste para tener esos resultados extraordinarios?¿Qué has hecho hasta ahora que no ha dado resultado? ¿Qué cosas si han dado resultado? ¿Qué harías diferente? Si tu empresa desapareciera hoy del sistema ¿De qué se perdería la sociedad? Estas son algunas de las preguntas, cuyas respuestas pueden ayudar a identificar dentro de nosotros las opciones ideales a cada situación.

¿Qué nuevas posibilidades se abren?