ASONAHORES propone uso turístico sostenible para áreas protegidas

0
751
Joel Santos, presidente de Asonahores durante la exposición.
Joel Santos, presidente de Asonahores durante la exposición.

La Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES) considera que el uso turístico es una de las opciones más atractivas y viables para incorporar las áreas protegidas, que suman el 25.83% del territorio nacional, al desarrollo y económico de nuestro país y propuso la creación de un directorio colegiado para aprobar estos proyectos.

La entidad plantea que la definición de políticas, normativas y estrategias para el aprovechamiento turístico de las áreas protegidas es una tarea que deben abordar en conjunto las instituciones públicas, privadas y organizaciones sociales vinculadas con el turismo y responsables del cuidado del medioambiente.

 El presidente de ASONAHORES, Joel Santos, hizo estas propuestas en el encuentro sobre “Políticas y estrategias para el uso de las áreas protegidas en el turismo.

 Santos explicó que ASONAHORES reconoce que la plataforma principal del turismo en el país es la oferta de sol y playa, pero esta oferta debe fortalecerse con la riqueza de nuestra herencia histórica, cultural, música, gastronomía y la atractiva diversidad de áreas protegidas, que son las más extendidas del Caribe, y ofrecen una gran oportunidad para diversificar y enriquecer nuestro producto turístico.

 Precisó que no podemos igualar la oferta de países cuyas condiciones han hecho del turismo de naturaleza el componente principal de su producto turístico, “pero sí estamos convencidos de que nuestras extensas áreas protegidas son uno de los principales atributos para fortalecer nuestra oferta principal que es Sol y Playa. Además, ofrecen una oportunidad para diversificar nuestra oferta y conquistar interesantes nichos de mercado que generalmente tienen promedios de gastos superiores a los que registramos actualmente”.

Santos aseguró que el potencial está y lo que necesita el sector turismo es que se creen las condiciones para aprovechar estas riquezas con proyectos elaborados con criterios de sostenibilidad e incorporando a las comunidades del entorno, con lo que al mismo tiempo atendemos los complejos problemas sociales que tenemos en este ámbito

Planteó que para promover la inversión privada y comunitaria en las zonas permitidas de las áreas protegidas es necesario elaborar “políticas definidas, no sujetas a interpretación y perdurables en el tiempo”; disponer de normativas “para facilitar el desarrollo de una actividad sustentable, no para impedir el uso turístico de las áreas protegidas, basadas en criterios científicos justificados, racionales y transversales”.

Además, la “aplicación de criterios uniformes para evitar la discrecionalidad”, que “el procesamiento de los expedientes tenga plazos establecidos con cláusulas de silencio administrativo, y crear “un organismo colegiado estilo CONFOTUR, con base en el Ministerio de Medioambiente, como mecanismo para la aprobación de los proyectos”.

DEJA UNA RESPUESTA