Arbitraje y Justicia cada vez más claros en el rol que debe desempeñar cada sistema

0
40

 

Santo Domingo–  Ante un sistema de justicia cada vez con mayor número de casos y salas de audiencia completamente saturadas, se hace imprescindible la capacitación especializada en materia arbitral tanto de jueces, como de abogados y profesionales independientes interesados en esta especialización, que tiene como objetivo principal contribuir a la resolución de conflictos, de índole comercial, mediante métodos alternos como la conciliación, la mediación y el arbitraje.

En tal sentido, el Centro de Resolución Alternativa de Controversias (CRC) adscrito a la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, en alianza con la Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ), celebró el diplomado “Arbitraje y Judicatura: Hacia una cultura de cooperación responsable”.

El CRC desde su creación se esfuerza por ser un ente complementario de la justicia ordinaria. La coexistencia armoniosa de ambos, sumada al avance de la práctica arbitral comercial en el país, deberá incidir en el descongestionamiento de los tribunales.

“Es por esta razón, que la cooperación de los Jueces es y será siempre imprescindible para contar cada año con un mayor número de conflictos que sean resueltos en el CRC, mediante laudos arbitrales. Destacar la importancia de que ya existe una conciencia y un conocimiento por parte de los Jueces sobre el trabajo que viene realizando el Centro y una vez reciben un caso con cláusula arbitral incluido en el contrato, el mismo es remitido de inmediato al CRC”, resaltó Manuel Luna, presidente del Bufete Directivo del CRC.

Luna comentó además que “llegados a este nivel de entendimiento e interacción, toca continuar fortaleciendo la formación de nuestros jueces dominicanos así como de nuestros árbitros, para incidir de manera eficiente en la mejora de la seguridad jurídica de la Republica Dominicana, lo que se traduce en mayor confianza para la inversión tanto del empresariado local como de los inversionistas extranjeros”.