ADOZONA valora informe resalta transformación de zonas francas en el país

0
405
Actividad fabril en República Dominicana.

Santo Domingo.- La Asociación Dominicana de Zonas Francas (ADOZONA), valoró positivamente  el informe sobre la estructura productiva y dinámica exportadora de la industria manufacturera del país, elaborado por técnicos del Ministerio de Industria y comercio, que resalta la notable transformación que han registrado las empresas del sector en los últimos 20 años.

Al referirse a un análisis preparado por el viceministro Juan Tomás Monegro, y el especialista sectorial Carlos M. Gratereaux, ambos del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, ADOZONA celebra el reconocimiento a los aportes que han hecho las empresas de zonas francas a la diversificación industrial y el desarrollo económico de la República Dominicana.

De acuerdo al estudio, “mientras las industrias de zonas francas de exportación muestran un superávit en la balanza comercial en el periodo 1993-2016, el resto de la economía (las exportaciones e importaciones nacionales) muestra un marcado déficit comercial”.

El informe divulgado por el Ministerio de Industria y comercio resalta también que las zonas francas dominicanas han experimentado transformaciones importantes en su estructura productiva que expande la fabricación de mercancías nuevas, más allá de la industria textil y ropa de vestir.

Señala que los nuevos productos de zonas francas que imponen la dinámica de transformación son los eléctricos, artículos de joyería y conexos, productos químicos y farmacéuticos, fabricación de productos médicos y quirúrgicos, y manufacturas de calzados y de tabaco que están agrupadas en las llamadas “Otras zonas francas”.

Sin embargo, a pesar de la reducción de participación en el valor agregado de la economía de parte de la industria manufacturera dominicana, los autores señalan que “el industrial es un sector pujante y con amplias posibilidades o potencialidades de contribuir a un desarrollo productivo más dinámico, inclusivo e innovador”.

Explican que es esta estrategia debe estar fundamentada en el mejoramiento de la competitividad y el desempeño exportador de los bienes producidos en el país.

“Mantener a buen ritmo el crecimiento industrial, aumentar su incidencia en la economía y en la creación de empleos dignos, y mejorar la calidad como base para una inserción competitiva, son apuestas ineludibles para desarrollar una industrialización de calidad y competitiva”, exponen.

 

DEJA UNA RESPUESTA